Trekking en rutas menos concurridas cobra fuerza en X Región.Chile

Senderos como los de Tantauco en Chiloé, el Valle de Cochamó o el Parque Hornopirén captan el interés de viajeros que buscan caminar sin ver a otros turistas.

Caminar por un sendero entre la selva chilota, divisar una comadreja trompuda y darse cuenta que no hay nadie más alrededor. Experiencias de soledad como ésta, que para turistas acostumbrados a balnearios concurridos pueden resultar desconcertantes, para un público creciente son uno de los motivos para realizar los trayectos de trekking de la Décima Región.

En el Parque Tantauco en Chiloé, en el Valle de Cochamó y en el Parque Nacional Hornopirén es posible vivir experiencias así.

El director regional de Sernatur, Fernando Ortúzar, destaca que “si viajas a Torres del Paine, es raro que vayas al parque a caminar y no te encuentres con nadie”.

Dice que si bien cerca de un 80% de quienes practican la modalidad son extranjeros, hay cerca de un 20% de connacionales que también le sacan partido.

Uno de los recorridos que ofrece la región es el Parque Tantauco de Chiloé. Cuenta con 118 mil hectáreas en el sur de la Isla Grande y fue abierto en 2005.

Duplicar visitas a Chiloé

La coordinadora del parque, Catherine Chirgwin, explica que la temporada de verano pasada tuvieron menos de mil visitantes, pero que este verano están experimentando una demanda mayor, ya van 250 en este comienzo de temporada. Por ello proyectan alcanzar los dos mil. “Esperamos crecer poco a poco”, dice.

Esta iniciativa privada tiene acceso en vehículo desde Quellón y en lancha desde Caleta Inio. “La parte norte está hecha para que vaya gente por el día”, dice. Entre las posibilidades de caminata que ofrece se cuentan cinco senderos cortos, de entre 30 minutos y cuatro horas de duración. También hay dos senderos medios de dos días, y tres trayectos largos de entre cinco y nueve días.

Chirgwin explica que entre los atractivos del parque está la posibilidad de observar ballenas azules, zorros chilotes y ranitas de Darwin. Además, tres puentes colgantes, torres de 12 metros para ver el paisaje y refugios, además de campings.

La entrada para chilenos cuesta $ 2.500 y para extranjeros $ 5.000.

El director de Sernatur de la X Región afirma que una de las rutas “que está siendo demandada es el valle de Cochamó. Allí lo mínimo para hacer un buen trekking son dos días. Se camina de Cochamó hasta La Junta (nueve kilómetros que se hacen en cinco horas). Y ahí está la base de operaciones para hacer otras cinco caminatas”.

En 2009 entraron 3.000 personas, en 2010, 4.000, y para este año esperan un alza. Otros senderos que destaca son los del Parque Nacional Hornopirén, con una demanda en temporada alta que no supera las mil personas.

Distinta es la situación del Parque Pumalín, uno de los destinos más requeridos hasta la erupción del Volcán Chaitén en 2008. “Esta temporada ya no va a tener solución”, se lamenta el administrador del parque privado, Dagoberto Guzmán, en referencia a los problemas de conectividad que tienen por falta de una ruta terrestre y pocas barcazas.

Explica que antes de la erupción tenían 5.000 caminantes, pero que hoy sólo hay un centenar por los senderos del parque, abiertos desde diciembre. Sólo está cerrado el Michimahuida, debido a la gran cantidad de cenizas que cayó.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: