Los museos y galerías santiaguinas que mezclan arte y gastronomía

Varias instituciones culturales tienen restaurantes y cafeterías de calidad, como una forma de agregarle valor a las exposiciones.

El modelo nació en Europa y Estados Unidos y a gotas llegó a Latinoamérica. La cafetería del Tate Museum, de Londres, o Café des Arts del Malba, de Buenos Aires, se repletan de clientes que necesitan un break después de un recorrido por sus colecciones. Santiago importó esta idea hace más de 10 años y la tendencia aún no pierde vigencia ni fuerza.

En el barrio de Alonso de Córdova, se pudo ver las primeras. Después se fueron sumando museos, teatros, etc., Para Patricia Ready, dueña de la galería del mismo nombre, esta tendencia tiene fuerza “porque el público se tiene que sentir cómodo y partícipe del lugar. Es importante asociar el arte con espacios y servicios cálidos y cercanos”.

La directora de La Sala, Alejandra Chellew, cree que esta alianza fomenta y realza el trabajo de las galerías y de los propios artistas: “Las personas que trabajan en Vitacura vienen, almuerzan y tienen la oportunidad de darse un tiempo para ver las muestras. La buena mesa y el arte siempre van bien juntos”.

La escena actual corrobora esa última frase con una oferta que incluye atractivas exposiciones y, antes o después, el deleite de un buen menú.

Galería Patricia Ready

Para este mes Patricia Ready ofrece dos exposiciones de lujo.

La primera de ellas, una exposición de Bruna Truffa, ganadora del premio Altazor 2006, que se ha apoderarado de la sala principal de la galería Patricia Ready haciendo lo que mejor sabe hacer: inundar el espacio de imágenes, colores y símbolos.

Más de un año trabajó en “Memorice”, un conjunto de dos series, “Memorice” y “La nueva ola”, y otras dos grandes obras, “La casa, la familia y la Cruz” y un conjunto de virgencitas.

La serie “Memorice” es la protagonista. Compuesta de 13 obras medianas (1×1 metro), corresponde, en palabras de la artista, a “la historia, o más bien, a la memoria de Chile ilustrada por mi”. En estas telas apreciamos un desborde de colores, imágenes y alusiones a símbolos comerciales, íconos del arte e imágenes del pasado, que Truffa recupera y resignifica, no en un sentido nostálgico, sino con la intención de actualizar y transformar. En esta exposición podemos ver obras completamente híbri- das: en una misma tela confluyen imágenes como el clásico cóndor nacional acompañado por Con- dorito de Pepo, un gran huevo y, de fondo, un paisaje de Claudio Gay. Sin embargo, esta mixtura no genera una obra incongruente, cada una nos habla de nuestra historia, de nuestros íconos (algunas veces olvidados y en otros casos explotados), de nuestras costumbres y creencias.

Las obras de la serie “La nueva ola” (montadas en forma de una gran ola), nacen de un acto de reco- ger lo pasado de moda, lo antiguo. Estas pinturas, todas redondas, surgen de la unión de fotografías de platos de loza fina y las imágenes de figuras de porcelana. Trabajadas con colores muy llamativos, hay, en primer lugar, un juego entre la fragilidad de los platos y la imaginería barroca, y luego, la evo- cación de los recuerdos de infancia.

En “La casa, la familia y la Cruz”, dejamos las pinturas por un momento y vemos un trabajo construido con bordados aún en sus bastidores. Esta obra nos conduce a reflexionar sobre el poder, la amenaza constante de enfermedades y virus, la fragilidad y como éstas están bajo un fuerte dominio mediá- tico.

Con varias exposiciones en Chile y el extranjero, Bruna Truffa plasma un sello único y reconocible en sus obras. Con el humor como una de sus herramientas principales, la artista nos ofrece obras amiga- bles, en un acto de empatía por acercar el arte al espectador.

En resumen, “Memorice” se constituye como una operación vintage al más puro estilo Bruna Truffa.

La Segunda propuesta pertenece al mundo de las artes visuales, Teresa Gazitúa, decana de la Facultad de Artes de la Universidad Finis Terrae y cuatro veces nominada al premio Altazor, expone en la sala gráfica de la galería Patricia Ready “Trayectos” una serie de obras gráficas sobre planchas de aluminio compuesto.

Teresa aprendió a leer los signos de la naturaleza, sus procesos y ciclos desarrollando en sus obras una capacidad interpretativa del espacio y del tiempo, conceptos presentes en esta muestra, tanto como en las anteriores (Tiempo Grabado, 2009; Línea de Tiempo, 2007 ; Piedras Cruzadas, 2003).

Con más de veinte obras de distintos formatos, esta muestra tomó más de dos años en ser desa- rrollada. El proceso parte fotografiando rocas entre Zapallar y Papudo y registrando las líneas de cuarzo blanco que resaltan en el granito oscuro. Luego viene un trabajo digital sobre las imágenes seleccionadas, respetando siempre el diseño original dado por la naturaleza. El resultado es impre- so en planchas de aluminio compuesto que luego la artista graba, en forma directa para resaltar algunas líneas y huellas impresas.

El proceso culmina con la cuidadosa disposición de las obras en la galería. La ordenación de los dis- tintos formatos está pensada para generar un ambiente que sugiera en el espectador una travesía. Surge así la idea de trayecto, de itinerario, idea vertebral de la muestra tanto a nivel estructural como conceptual: estas nuevas rutas metaforizadas abren nuestra percepción a nuevos derroteros. La necesidad humana de avanzar, de descubrir, de comunicarse, de conocer de conectar, de tran- sitar ….

La asepsia de los materiales, la gama cromática en tonos grises y negros, y la síntesis formal, ex- presan un minimalismo ya evidenciado en obras anteriores. La sensación de calma y la aparente sencillez del conjunto dan cuenta de un trabajo concienzudamente pensado.

A través de estas obras, Teresa Gazitúa busca actualizar nuestra mirada proponiéndonos otras for- mas de ver y de interactuar con el medio natural. Nos conduce hacia nuevas representaciones de la naturaleza dentro del dominio de las artes visuales, enunciando la compleja posición que el hom- bre contemporáneo ocupa en su relación con el medio.

Lejos de ser una obra narrativa o literal, hay en ella una lectura contemporánea que escapa de la imagen estereotipada de la naturaleza.

Cuando la sala de arte se trasladó a Vitacura, en 2007, nació de inmediato Cilantro Bistró. La idea fue de su dueña, Patricia Ready. “Quería que existiera un lugar agradable con comidas orgánicas y livianas, donde la gente pudiera venir a almorzar y disfrutar, al mismo tiempo, del arte”, recuerda. Y bajo esa premisa ha funcionado todo este tiempo. Destacan preparaciones con quinoa, como el Timbal ($ 5.950) o el Risotto con camarones ($ 6.500). También, la ensalada de espinaca y croquetas de roquefort e higo ($ 5.950). Entre los postres, resaltan el flan de caluga ($ 3.200) y el postre tibio de manzana con salsa de toffee y crumble de almendras con helado de vainilla ($ 3.300).

Un espacio para disfrutar de las artes y la gastronomía con un toque de frescura.

Lugar: Patricia Ready
Dirección: Espoz 3125.
Teléfono: (+56 2) 953 6210.

El Museo de la Moda

Emplazado en la casa antigua Yarur-Bascuñán, ya es un referente cultural capitalino. Sus exposiciones con vestidos ochenteros han concitado el interés de cientos de visitantes, lo mismo que el café El Garage, ubicado en lo que fue el estacionamiento de la residencia familiar. “Ha tomado vuelo propio con este sello de comida casera gourmet”, define Hernán García, director del museo.

En este mes nos ofrecen una exposición sobre la década de los ‘80, un cóctel de contradicciones. Una época de efervescencia en las artes y de crisis y cambios en la política. Mientras el bloque oriental se desintegraba, las dictaduras se prolongaban y el SIDA devastaba países enteros.La moda se convirtió en un gran espectáculo lúdico a través del cual los diseñadores expresaron su individualismo, abandonaron la distinción entre el buen y mal gusto e intuyeron la inminencia
del futuro tecnológico. Inspirados por el cine, el arte, la música, la discoteca, el deporte y la calle.

Los platos principales de esta propuesta son las ensaladas ($ 5.350), pero también hay opciones para los que no le temen a las calorías: hay hamburguesas caseras con queso cheddar, pepinillos y tomates asados ($ 4.250).

Todos los días, entre 13 y 16 horas, hay menú (sopa o ensalada, fondo o ensalada, postre, bebida o jugo, té o café, todo por $ 6.000). También promociones para el desayuno (entre $1.500 y $ 2.800) y la hora del té (alrededor de $ 3.500).

Lugar: Museo de la Moda
Dirección: Av. Vitacura 4562.
Teléfono: (+56 2) 219 3623.

Centro Gabriela Mistral (GAM)

Este centro cultural luce armonía entre el diseño y la arquitectura del espacio artístico y el gastronómico. El café incluso recicló las lámparas setenteras del edificio original. El restaurante, por su parte, destaca por su decoración y mobiliario de maderas y gredas criollas. En el mismo estilo, las recetas han sido rescatadas mayormente de la tradición de la cocina chilena.

Así, las “estrellas” de la carta son preparaciones para degustar entre dos, como los choritos Mistral (curados en pisco chileno, $ 7.200) o los porotos del Gabriela (granados y con costillar de cerdo, $ 12.000). Destaca como postre el cordillera cuchareada, bizcocho bañado en mezcla de tres leches, con relleno de manjar y crema pastelera ($ 3.800).

Para acompañar estas degustaciones el Centro Cultural nos brinda estos meses el Famfestival y Escena 1 como sus protagonistas, de los cuales ya hemos hablado en este espacio. Por lo que daremos la oportunidad a dos actividades aún no mencionadas.

Obra: El Rey Planta

Resumen:

Rey Planta es un monólogo cuyo protagonista es un rey en estado vegetal. Incapacitado para moverse y hablar, discurre en una larga reflexión a partir de lo que observa, lo que siente y piensa a largo de un día entero. Inspirada en un hecho real ocurrido en Nepal el año 2001, Manuela Infante construye la historia de este personaje. Un príncipe que luego de dar muerte a toda su familia, intenta suicidarse pero falla en su intento. Al convertirse en el único sobreviviente de la familia real, es declarado rey de su país.

¿Por qué un rey en estado vegetal? ¿Cuál es el poder de un rey inmóvil? ¿Cómo ejerce ese poder? El tema de Rey Planta es el poder, el poder invisible a través del cuál gobernamos y somos gobernados; un poder impecable, transparente, que asegura el orden y la productividad social a través de mecanismos disciplinarios basados en el autocontrol, la autocensura; un poder del que todos formamos parte, del que todos somos responsables.

Dramaturgia: Manuela Infante
Dirección: Juan Pablo Peragallo
Elenco: Cristián Carvajal / Héctor Morales [2011]/María José Parga
Diseño Integral: Fernando Briones, Javier Pañella, Claudia Yolin [2011]
Diseño Gráfico: Javier Pañella
Música: Fernando Briones
Actor Invitado: Félix Venegas / Ariel Hermosilla [2011]
Sonido: Jorge Silva
Duración: 1 hora 10 minutos

XLVII Temporada de Música de Camara UC

Tres meses de residencia en nuestra sala de música para este tradicional encuentro, que este año contempla varios estrenos en Chile. Este jueves, homenaje a compositores franceses.

Las peculiares características de la música de cámara encuentran un ambiente de especial realce gracias a la asociación de GAM y el Instituto de Música de la Universidad Católica. La tradicional temporada que desde hace 47 años se realiza en diversas sedes de esa casa de estudios se traslada por primera vez a nuestra sala de música, espacio privilegiado y unánimemente aplaudido como el mejor del país para la audición de cámara.

Un criterio amplio ha guiado la configuración de repertorios para la nueva temporada, la cual se extenderá durante junio, julio y agosto, integrando a solistas, dúos y una orquesta reducida, a cargo de obras, principalmente, de los siglos XIX y XX. «Este concepto amplio considera que es el espíritu de intimidad lo que une a las distintas expresiones», explica Jaime Donoso, profesor de la Facultad de Artes de la PUC.

Además de conciertos íntegros con obras de Mozart, Brahms y Turina, la temporada contempla varios estrenos en Chile para piezas de autores como Schulhoff, Hindemith, Ullmann y Roussel, entre otros. Durante julio, los conciertos incluirán muestras especiales de Lieder (con la interpretación de Nora Miranda y Patricio Sabaté), y un saludo a un nuevo aniversario de la Revolución Francesa con música de autores de ese país. Obras de compositores de Hungría (Bartok y Ligeti) y Rusia (Shostakovich) completan la muestra del mes.

En el mes de agosto, en tanto, la temporada concluirá con dos recitales de piano (lo que constituye una novedad para una programación de música de cámara), un homenaje a Brahms y un peculiar tributo a dos estadistas hermanados por un trágico final: un concierto a cargo de la Orquesta de Cámara UC que sucederá Retrato de Lincoln, del estadounidense Aaron Copland, y Balmaceda, del chileno Acario Cotapos.

Lugar: Centro Cultural Gabriela Mistral
Dirección: Alameda 227.
Teléfono: (+56 2) 566 5500.

Galeria Animal

Tomás Andreu la fundó hace 11 años y desde el inicio, la concibió con cafetería, para, así, darle un plus a su espacio y a todo el barrio. Con su característica terraza, calefaccionada en esta época del año, es la puerta de entrada y punto de reunión de quienes visitan las exposiciones. También, de los que quieren disfrutar un buen café, o los que trabajan en el sector y prefieren sus ensaladas orgánicas y sándwiches gourmet.

El local está a cargo de la banquetera Claudia Molina- también ofrece platos del día y pasteles.

En sus distintas salas esta Galería nos ofrece:

Sala 0
Mario Scorzelli
Fecha: Del 14 de Junio al 06 de Agosto

Federación Galáctica de la luz

“Somos como una caja llena de arena seca en lo más profundo de una montaña de arena mojada. Herederos de la humanidad, nuestros hijos no se parecerán a nosotros”.
1ª Democracia Estelar. El Futuro se está sentando mientras la Tierra muere. Es hora de hacernos cargo, brillemos por última vez. La última señal es nuestro pulso final: un disquete de 5 1/4 en un sobre de papel todo garabateado viajando hacia el centro del Universo para el Universo entero con todo lo que tiene adentro y todo lo que tiene afuera.
Federación Galáctica de la Luz, legado que es llave. Templarios Lunares, empieza un holograma: FE.
Coordenadas difíciles de entender que se harán querer. Millones de años luz y oscuridad mas allá. Aún estaremos cuando ya no estemos mas.
En un sistema abandonado, algún hijo de las estrellas dibujara una ventana en la oscuridad de una cueva. Los túneles que empiezan y terminan en el mismo lugar son llamados cráteres. La vida privada de Jesús es como un río subterráneo.
La cultura humana nos sobrevivirá.
La refundación de Roma, la nueva moda llamada “desayuno”, Rap & Liturgia, el concepto “rostro”. Lagartos traidores se conmueven al ver como sus panzas hinchadas se van trasparentando. Monos amarillos bailan furiosos: la 2ª Democracia Estelar. Las estrellas discuten sobre el Nuevo Altruismo y los asteroides sobre geometría básica.
El primer contacto humano-extraterrestre ocurrió hace un mes, al preciso instante de ser aceptada una solicitud de amistad vía Facebook.
Pronto seremos una caja llena de agua en lo más profundo de una montaña de arena mojada.”

Juan Matias Killian.
Buenos Aires, Argentina. Junio / 2011

Sala 1
Gonzalo Cienfuegos
En busqueda de la cabeza de Velásquez

Fecha: 14 de Junio al 6 de Agosto

En 1979, Gonzalo Cienfuegos recibe el Premio de Plástica del Círculo de Críticos de Arte de Chile por su destacada muestra A las Meninas de Velázquez exhibida en la Galería Época en Santiago y que reunió óleos y dibujos en los que citaba figuras de la famosa obra del pintor español. Treinta años más tarde, el 2008, estas obras fueron exhibidas nuevamente en el Museo Nacional de Bellas Artes en una exposición titulada Velázquez en la obra de Bru y Cienfuegos. La curadora de dicha muestra, Claudia Campaña, doctora en Teoría e Historia del Arte Contemporáneo, le preguntó en ese entonces al artista “qué había sentido al reencontrase con sus citas a Las meninas de fines de los setenta, y él me respondió: ‘Ganas de corregir, borrar algunos trazos y repintar una que otra figura’”. Este año, en la Galería Animal, las figuras de la iconografía de Velázquez nuevamente aparecen en la obra del de Cienfuegos.

“¿Será por ello que decidió volver a pintar citas explícitas a la infanta Margarita, a la menina Doña María Agustina Sarmiento, al conspicuo espejo? ¿Para enmendar y rectificar? ¿O se trata sólo de un acto nostálgico que le permite revisitar su propia obra y volver al origen –es decir, a 1978, año en que comenzó a parodiar a Velázquez–?”, pregunta Claudia Campaña, en el texto que escribió para el catálogo que acompañará la muestra. “Pero, ¿qué diferencia existe entre sus actuales ejercicios de cita y aquéllos de los setenta y ochenta? Claro está siempre hay algo nuevo, aunque, a primera vista, sus cuadros de hoy como los de ayer tienen un carácter altamente figurativo y narrativo y, de tanto en tanto, emulando a Velázquez, Cienfuegos vuelve a representar una figura que se asoma tras una tela de gran formato con una paleta en la mano abordando así el problema de la autorreferencia, del autorretrato. Todos sus trabajos son un perfecto ejemplo de la práctica de descontextualizar y reunir íconos de diversos autores en un mismo soporte, de la problemática que versa en torno al cuadro dentro del cuadro”.

Según explica la especialista en arte contemporáneo, “a Cienfuegos le gusta extraer, “recortar”, reciclar y recontextualizar imágenes que pertenecen a la iconografía de otros artistas visuales (pasado-presente). Toma figuras de la historia del arte, a éstas suma las propias y, en ocasiones, escoge o se inspira en algún personaje de la literatura o la cinematografía. Cual director de cine elabora un guión, decide su elenco, asigna papeles secundarios y protagónicos, define locaciones y configura narraciones las cuales carga de nuevas significaciones. Su ejercicio de reunión pictórica da pie a interesantes lecturas y asociaciones, a la vez que genera, ex profeso, situaciones francamente absurdas y divertidas de observar. (…) En este nuevo conjunto de citas pictóricas, Cienfuegos vuelve a desplegar su ingenio, engolosinándose otra vez con la posibilidad de constituir un relato pictórico-literario”.

Además agrega que, “sin duda, la paleta de Cienfuegos es hoy mucho más audaz que hace algunas décadas. (…) Y a pesar de que el color en su obra sigue subordinado a las figuras, éste tiene en la actualidad más protagonismo, con mezclas cromáticas de mayor exuberancia. Cienfuegos, además, se atreve a dejar huella de su proceso pictórico. En varias ocasiones por ejemplo, pone en evidencia la trayectoria de la pincelada y permite que interactúen toques rápidos, veladuras y grafismos de colores primarios”.

“Su interés por la yuxtaposición de diversos procedimientos pictóricos es aún más evidente en diez telas de pequeño formato, serie que también integra esta muestra. El centro del soporte en cada uno de dichos lienzos es ocupado por un rostro (entre éstos, algunos íconos velazqueños-baconianos familiares, como el del Papa Inocencio X). Todos aquellos bustos se ven potenciados por un juego de manchas y trazos que actúan de manera libre y soberana; tanto, que a ratos pareciera que éstos, y no la figura, son la razón y la esencia misma de la pintura”, finaliza el texto curatorial.

Lugar: Galería Animal
Dirección: Alonso de Córdova 3105.
Teléfono: (+56 2) 3719090.

Fuente

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: