Técnicas fotográficas del siglo XIX se rescatan en muestra de Galería 64

La necesidad dio paso al descubrimiento, que cambió para siempre su trabajo. En 2007, Mauricio Toro (42) se las ingeniaba como podía para hacer fotografía análoga: ante el imparable avance de la cámara digital, los rollos y papeles fotográficos comenzaron a escasear. “Me sentí acorralado, entonces decidí investigar una técnica propia”, dice.

Así, llegó al ambrotipo (1), una técnica de 1852 en el que una placa de vidrio emulsionada con sales de plata (colodión), se fotografía y revela. “Resolví mi problema, porque los materiales los hago yo mismo y al mismo tiempo le di a mi obra una nueva estética”, cuenta Toro, quien terminó por perfeccionar su técnica en México, donde el ambrotipo es muy popular.

Desde mañana, el fotógrafo exhibe 10 imágenes en galería 64 del Patio Bellavista, junto a 25 fotos de Zaida González, en la muestra En memoria. Los artistas comparten la pasión por la fotografía análoga y trabajan temas relacionados con la muerte y la belleza. Desde 2005, González colorea a mano fotos en blanco y negro, tal como se hacía en el siglo XIX. “Llegué a esta técnica por casualidad y me gusta el efecto de los colores pasteles, la estética recargada y que parezcan estampas”, dice la fotógrafa.

Son retratos de vírgenes y matrimonios que posan con bebés deformes. “Es la segunda parte de mi serie Conservatorio celestial, donde fotografié a fetos con anomalías. La idea es reivindicar lo diferente, mostrar lo que siempre se oculta”, explica.

En tanto, Toro arma escenas barrocas que mezclan el folclor de México y Chile, como ángeles, calaveras y animitas. “Esta obra trata sobre lo distinto que se ve en México la muerte en comparación a lo doloroso que son nuestros ritos fúnebres”, dice el autor. A fines octubre las fotos se exhibirán en el Museo Diego Rivera de Ciudad de México, para celebrar el Día de los Muertos.

Rescatar el nicho

Luego de que galería AFA ampliara sus exhibiciones a todas las artes visuales, el mercado de la fotografía quedó abandonado. Para llenar el nicho, en abril de este año nació galería 64, un espacio que reúne a 20 de los fotógrafos más reconocidos del medio local, como Alvaro Hoppe, Luis Poirot, Tomás Munita y Leonora Vicuña. La muestra inaugural fue de Paz Errázuriz, con su serie sobre el boxeo: recibió 3.200 visitas.

A diferencia de espacios como la galería del Instituto Arcos o la sala de fotografía del Centro Cultural Estación Mapocho, galería 64 se dedica a vender las fotos. “Trabajamos con estándares internacionales, seriamos las fotos y emitimos certificados de autenticidad, queremos profesionalizar la disciplina”, dice María José Merino, fotógrafa y directora ejecutiva del espacio.

La idea es responder al mercado sin dejar de lado lo artístico, con una propuesta llamativa. Ahora los fotógrafos harán una instalación en la vitrina, armando una escenografía que mezcla la estética de ambos: las calaveras de Toro y el colorido de González. “Queremos formar audiencia e interesar al público erudito y también al común y corriente”, remata Merino.

Horarios.
Invierno mañana: 10:00 hrs a 14:30 hrs
Invierno tarde: 17:30 hrs a 21:30 hrs
Verano mañana: 11:30 hrs a 15:30 hrs
Verano tarde: 18:00 hrs a 22:30 hrs

Dirección: Patio Bellavista (Constitución 30-70), Providencia.
Teléfono: (+56 2) 247 2015

Fuente

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: