Portillo inicia la temporada de nieve apostando a la seguridad

La nieve artificial y la prevención de avalanchas son elementos centrales para el correcto funcionamiento de las canchas.

Fabricación de nieve, prevención de avalanchas y mantención de andariveles y pistas. A una semana de que partiera la temporada de invierno en el centro Ski Portillo, se espera una gran asistencia de visitantes. “Este inicio de temporada comenzó con más y mejor nieve. Ya tenemos más de 176 centímetros, por lo que nuestras expectativas son altas para los próximos meses”, dijo Miguel Purcell, gerente general del recinto ubicado en el Valle del Aconcagua.

Para lograr un nivel idóneo para las pistas, los trabajos comenzaron meses antes. Las canchas no se pueden sustentar en su mayoría sólo de nieve natural y es fundamental el trabajo que realizan los fabricantes de nieve, quienes la producen artificialmente de forma manual. A través de pistones, máquinas y unas lanzas especiales, que pueden generar hasta el 50% de la nieve total de un centro de esquí. Para alcanzar estos resultados, trabajan cerca de 15 horas diarias. “El año pasado estuvimos hasta agosto fabricando nieve y ésta duró hasta noviembre. Para este período empezamos a fabricarla el 26 de mayo”, dijo José Osorio, encargado de esta tarea en Portillo, centro que este año invirtió US$ 300 mil en la ampliación del sistema, y donde la Laguna del Inca ocupa un papel fundamental. Desde allí se extrae a través de bombas toda el agua necesaria para la elaboración artificial. Esta llega mediante unos tubos a la parte más alta de las montañas y después de pasar por unas cámaras con llaves de agua y de aire, la nueva nieve sale por unos pistones. Así se puede llegar a cubrir hasta 300 metros de nieve por uno de grosor en una sola noche.

La prevención de avalanchas es otra medida esencial. Frank Coffey, experto de prevención, cada vez que estima que puede ocasionarse una avalancha, vuela en helicóptero para llegar a las cimas de las montañas y tirar explosivos a mano colgado de un arnés. Para prevenir el riesgo “preferimos provocar la avalancha y anticiparla por nuestros propios métodos para que después no se provoque una de forma natural. En esta zona pueden llegar a destruir una casa o un camión de 18 metros”, dijo Coffey.

Otro elemento a destacar para la correcta operación de un centro, es la mantención de los andariveles y de las pistas. “La idea es tener una superficie pulida, sin hoyos, ni huellas. El proceso se realiza con siete máquinas que empiezan a trabajar a las 17.15 y no paran en toda la noche”, explicó Michael Rogan, gerente de operaciones de Portillo.

A pesar de que los centros toman todas las medidas necesarias para la seguridad de los esquiadores, para Robin Barnes, directora de esquí y snowboard de Portillo, es necesario que los deportista también tengan en cuenta algunos consejos. “Prestar atención a todo lo que te rodea, respetar la preferencia en la pista, ya que el esquiador que va adelante tiene la preferencia, y detenerse en zonas visibles y seguras”, son precauciones elementales según Barnes.

Fuente

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: