Otelo y El Principito con muñecos van al Bellas Artes

El anfiteatro del museo, en el Parque Forestal, estrenará 13 obras durante el resto del año. Desde el 7 de julio.

“Es un Otelo con dos realidades paralelas, una con la historia de la obra y otra con una teleserie que se transmite al mismo tiempo que la tragedia shakespereana”. Así define el actor y director Jaime Lorca su particular lectura de Otelo, el nuevo montaje de su compañía Viajeinmóvil, uno de los estrenos del programa del segundo semestre del Anfiteatro del Museo de Bellas Artes, consagrado al teatro de marionetas y objetos.

Nuevamente experimentando con textos clásicos (antes fue Gulliver), Lorca apuesta por actores y maniquíes articulados, “con el doble juego entre humanos y muñecos, pero más acentuado que en La Polar”, explica.

Así, Desdémona y Emilia son marioneta y actriz, igual que Iago y Otelo. “Como un juego de siameses”, complementa el director.

Lorca y su compañía están a cargo del Anfiteatro, el que fue refaccionado para el reciente festival La rebelión de los muñecos, y acaban de afinar la parrilla para el resto del año, que contará con 13 obras de ocho compañías.

El programa, a realizarse los sábados y domingos, tendrá dos funciones diarias con obras distintas (a las 17.00 y 20.00 hrs.), “para motivar a la gente que pasea en el parque desde temprano”, como dice Lorca.

El 7 de julio abren los fuegos La historia de Tito, el titanosaurio, obra de teatro de sombras y música en vivo de la compañía La Sombra del Lagarto, y una versión actualizada de La Polar, reconstitución de la última reunión del directorio, donde Lorca agregará a la historia la reclusión domiciliaria actual de dos de los ejecutivos de la empresa de retail. “Hemos estado siguiendo el caso y resulta inevitable agregar esta variante”, dice.

Uno de los grupos invitados a La rebelión de los muñecos fue la compañía hispano-chilena La Mona Ilustre, que presentó la obra Las cosas también tienen mamá (este fin de semana cierra sus funciones) y que ahora estrenará Juan Salvador Tramoya, una relectura del texto de Richard Bach que llega el 3 de agosto, y donde el personaje central es un trabajador de un teatro.

El 1 de septiembre es el turno de otro clásico, El Principito, de la compañía Moviendohilos, una mezcla de muñecos y teatro de sombras. El 29 del mismo mes subirá a escena Pedrito, basado en el cuento Pedrito y el lobo, y que mezcla el uso de marionetas, artesanía tradicional y objetos comunes.

Una nueva versión de El Principito, se estrena el 1 de septiembre.

Los Pacheco-Kaulen Hnos., cultores nacionales de la modalidad de circo-teatro, también son parte del programa con Circo de a’onde, una pieza de cámara estrenada en 2011 que une la destreza física y la música en vivo, y que irá desde el 3 de noviembre.

El año lo cerrará la compañía Tryo Teatro Banda, que repondrá cinco obras desde el 30 de noviembre: La Araucana, La Tirana, Kay Kay y Xeng Xeng Vilú, Pedro de Valdivia, la gesta inconclusa, y Cautiverio felis (sic).

Fuente

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: