Posts tagged ‘Europa’

25 junio, 2012

Snowscoot,el último deporte de invierno que llega a Chile

Es una mezcla entre snowboard y bicicleta BMX que llega esta temporada al país, luego de hacerse popular en Europa y Norteamérica.

Diego Echeverría se desliza por las recién abiertas pistas de esquí de La Parva. Hace piruetas, saltos y derrapes tal como lo harán cientos de chilenos y turistas que desde este fin de semana llenarán los centros de esquí en el inicio de temporada. La diferencia es que él no usa ni esquí ni snowboard, sino que el último dispositivo deportivo de nieve que llegó a Chile: el snowscoot (1).

Se trata de un instrumento cuya parte superior es igual a una bicicleta BMX (con las que se hacen piruetas), pero que en vez de ruedas tiene dos tablas tipo snowboard. Es muy popular en los Alpes, Japón y Norteamérica, debido a que es una de las disciplinas de nieve más fáciles de aprender, ya que permite deslizarse con un manubrio, lo que otorga estabilidad y flexibilidad en los movimientos.

Esto permite que lo puedan usar desde niños hasta usuarios más expertos, que aprovechan el formato del snowscoot para realizar piruetas. “La ventaja es que es más fácil de aprender que el esquí o el snowboard en una pista de principiante. Lo bueno es que no tienes que ponerte el aparato e intentar pararte o hacer demasiado equilibrio. Aquí sólo te subes y te desplazas afirmándote del manubrio”, dice Echeverría, socio de Bike Pucón, la empresa que traerá este año el deporte a los centros invernales chilenos para hacer una serie de demostraciones.

El snowscoot fue creado por el francés Franck Petoud, quien a inicios de los 90 patentó la actividad en los principales centros de nieve del mundo. Ha organizado campeonatos en Francia y Europa, el primer mundial de la disciplina y en 2006 lo llevó a los Juegos Olímpicos de Invierno para hacer una exhibición. ¿Sudamérica? Nada, ésta es su primera aparición en los Andes.

Cómo funciona

El snowscoot cuenta con dos tablas: una delantera, que es más corta y va conectada a un manubrio similar al de las bicicletas BMX (Bicycle Moto Cross). La tabla trasera, en tanto, es más larga y es la encargada de otorgar estabilidad. Echeverría dice que aunque los pies del usuario van apoyados en un strap, se pueden mover y sacar fácilmente, lo que no sólo impide lesiones al caer, sino que permite a los usuarios más experimentados hacer piruetas en el aire.

La estructura metálica es de aluminio, lo que hace que el snowscoot pese sólo ocho kilos, por lo que es muy fácil transportarlo para buscar la zona más propicia para deslizarse.

Antonio Leiva, campeón panamericano de mountain bike y uno de los socios de Bike Pucón, dice que “los que venimos del mundo de las bicicletas siempre quisimos usarlas en nieve, por eso la experiencia con el snowscoot es increíble”.

El deportista agrega que, por lo mismo, los primeros fanáticos de este deporte llegan desde el mundo de las dos ruedas: usuarios de mountain bike, bicicross o motocross. Es su forma de hacer acrobacias en la nieve en un formato que conocen. Sin embargo, cualquiera que haya andado alguna vez en una bicicleta puede usarlo sin grandes problemas.

Justamente, la sencillez del dispositivo fue lo que cautivó al ingeniero comercial Miguel Angel Vivanco (38), quien conoció el snowscoot hace dos meses, en Suiza. “Es mucho más fácil de aprender que el snowboard o el esquí. Al tener manubrio, cualquiera que se haya subido a una bicicleta puede aprender a manejarlo rápidamente. La sensación es muy parecida al jet ski en agua, por lo fácil de controlar”, dice Vivanco.

Para quienes quieran conocer y aprender esta nueva disciplina deportiva, Bike Pucón realizará clases guiadas de snowscoot entre julio y septiembre, en centros de Pucón, Chillán, Corralco y volcán Osorno. Actualmente están en conversaciones para sumar a centros de la Región Metropolitana.

Fuente

Anuncios
27 marzo, 2012

Turismo Etico: Aprender de nuevo a viajar

El turismo se ha convertido en una potente industria, pero como cualquier asunto que se masifica, se despersonaliza, buscando sólo la “foto de postal”. Sin embargo, una nueva forma de moverse toma fuerza, una donde el respeto es la base y en la que el rescate de la cultura local es lo óptimo.

Fueron los ingleses (1) quienes inventaron el turismo, casi sin querer y a comienzos del siglo pasado. La revolución industrial, además de humo, les había dejado a unos privilegiados la fabulosa mezcla de tiempo y dinero. Por aquellos tiempos, los jóvenes de alcurnia ingleses egresados de prestigiosas universidades, como Cambridge, se lanzaban durante años en busca de aventuras a través de Europa. Los primeros turistas habían nacido. Lustros pasaron, guerras mundiales, crisis económicas y en los 50′, cuando los norteamericanos ya poseían cierta hegemonía global, aprovecharon esos grandes aviones capaces de llegar a la Europa empobrecida y donde el dólar pegaba fuerte, para cruzar el charco y dar el vamos al prototipo del turismo de masas. Es decir, la idea del viaje por placer es reciente. Viajar, históricamente, ha sido un vehículo para comerciar, traficar, huir, conquistar y varias actividades humanas que nada tenían que ver con tirarse en una playa a comprobar que el tiempo pasa. Incluso, si analizamos la palabra travel (viajar, en inglés) su raíz es la francesa travail (trabajo). Y no es raro que al regreso de nuestro periplo necesitemos un tiempo libre para descansar de las vacaciones, como si éstas fuesen una extensión de nuestras jornadas laborales.

En la actualidad, el turismo es una de las actividades económicas con más impacto en el planeta. Según la Organización Mundial del Turismo, los viajeros internacionales pasaron de 25 millones en 1950 a 980 millones el año pasado. Y este mismo organismo espera que durante 2012 se alcance la histórica cifra de los mil millones. Visto de otro modo, uno de cada siete habitantes del mundo realizará algún viaje este año. Otro dato: durante el 2010, el turismo internacional generó ingresos por 919 mil millones de dólares. Y esto no para: aviones más grandes, más rápidos, cruceros convertidos en ciudades flotantes, resorts donde una semana de estadía no es suficiente para recorrerlos y la certeza de que pocos lugares en la tierra estarán exentos de un turista con cámara de fotos al cuello. Y eso que todavía no comienza con toda su fuerza la diáspora turística de aquella clase media de China e India que lanzará al mercado varios millones de turistas.

Pero ¿qué buscamos cuando viajamos? ¿Por qué viajamos?

El turismo tradicional propone que viajar es un esforzado recorrido (si lo prefiere relajado sobre un bus, sólo avise, para eso estamos) por los lugares que “hay que ver”. Y el turista ya sabe de antemano lo que hay que ver, gracias a las guías escritas por personas que ya hicieron el trabajo de hacernos un catálogo de los sitios de interés, y que causan angustia cuando no logramos borrarlos de la lista de los puntos por fotografiar. “En cuanto a los que viajan a lejanas regiones, generalmente en grupo, para hacer provisión de sol y de imágenes, se exponen, en el mejor de los casos, a encontrar solamente aquello que esperaban encontrar: a saber, hoteles extrañamente semejantes a los que frecuentaban en otros lugares el año anterior, habitaciones con televisión para mirar el programa de CNN (…) y, en el caso de los más venturosos, algunos leones de Kenya fieles a la cita que les asigna por la tarde un hábil guía, algunos flamencos rosados, algunas ballenas argentinas…”, afirma el etnólogo francés Marc Augé en su libro El viaje imposible. Un gran título que da cuenta del actual fenómeno, de ese “viaje de descubrimiento” que ya nunca podremos hacer, porque, según Augé, el viaje se ha convertido en la persecución de vivencias imaginarias previamente garantizadas.

La gente va a los lugares emblemáticos para decir que estuvo ahí, disparando a mansalva con su cámara, como si las 84 fotos no fuesen suficientes para comprobar que la torre Eiffel es la que aparece en la pantallita. Y los más aventureros, a veces, viajan al Amazonas para encontrarse con unos indígenas disfrazados de ellos mismos que bailan supuestas danzas ancestrales, en vez de la comunidad autóctona que ya fue desplazada. Y se puede estar sentado en un pequeño balneario que palpita el reggae, con mucho verde, amarillo y rojo, sin saber si es Jamaica, Colombia o Tailandia: son las mismas artesanías, idiomas, dreadlocks y supuesta “buena onda”. “Pero, entendámonos bien: viajar, sí, hay que viajar, habría que viajar, pero sobre todo no hacer turismo (…), el mundo todavía existe en su diversidad. Pero esa diversidad poco tiene que ver con el caleidoscopio ilusorio del turismo. Tal vez una de nuestras tareas más urgentes sea volver a aprender a viajar, en todo caso, a las regiones más cercanas a nosotros, a fin de aprender nuevamente a ver”, afirma Augé.

¿Se puede detener el fenómeno? Si estos párrafos han instalado algún sentimiento de culpa que lo acompañará en sus próximos desplazamientos, no se preocupe, porque existe una ONG inglesa llamada Tourism Concern(1) que edita una guía para viajeros ¿conscientes? llamada Ethical Travel Guide y que, entre su contenido, propone algunos tips para “evitar viajes culposos”. Tome nota. Uno. Comience a disfrutar de su viaje antes de partir. Piense acerca de qué ropa es apropiada en esos lugares. Dos. Sea abierto, no asuma que la forma occidental de hacer las cosas es la manera correcta. Tres. Hable con los locales, pregúnteles qué piensan acerca de nosotros, cuénteles qué piensa de ellos. Cuatro. Consulte antes de tomar una foto, incluso niños, y respete sus deseos. Cinco. Sea justo, ponga dinero en mano de los locales (aplique el comercio justo). Está bien regatear, pero si insiste por el precio más bajo, su negocio puede ser a expensas del vendedor. Y si usted paga un poco más de la cuenta, ¿realmente importa? Seis. Dar a los niños fomenta la mendicidad. Una donación a un proyecto, centro de salud o escuela de la zona es más constructivo. Siete. Sea aventurero, use su guía sólo como punto de partida y no como la única fuente de información. Sepa qué es lo atractivo de un lugar hablando con los locales…

Sitio Oficial
Fuente

10 febrero, 2012

Kangoo Power: el ejercicio que se toma gimnasios y playas

Rutina de 45 minutos sin pausa permite quemar hasta mil calorías y sin dañar articulaciones.

Saltando como un verdadero canguro (1). Esa es la filosofía de Kangoo Power, disciplina deportiva que surgió como un medio de rehabilitación, pero que hoy promete ser una efectiva forma de bajar de peso y que se practica en Europa, Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Llegó a nuestro país hace poco más de un año de la mano de Total Fitness, centro de formación de instructores y único distribuidor de las Kangoo Jumps, calzado con el que se practica este ejercicio de rebote de bajo impacto. “Son un invento de los suizos. Vieron estas botas de rehabilitación y las modificaron para hacer deporte reduciendo el impacto del rebote hasta en 80%”, dice José Lumbrera, director y representante de Total Fitness.

Eso significa un menor impacto en las articulaciones, ideal para personas con sobrepeso o con alguna lesión en rodillas y tobillos, y a quienes les cuesta mantener rutinas de trote, salto o baile. Con esta tecnología, se puede saltar durante 45 minutos continuos, sin efectos secundarios ni molestias posteriores. Lumbrera dice que en las clases se sigue una coreografía con música y se juega con la intensidad de los movimientos, para lograr un trabajo muscular constante. “Es una clase explosiva, se trabaja mucho la potencia muscular y quemas más calorías que en cualquier otro tipo de programa”, asegura.

Karla Díaz, instructora de Kangoo Power, lo confirma. Desde el año pasado sale a trotar con su grupo de alumnas por la costa de Viña del Mar con las llamativas Kangoo Jumps (botas). “Aumenta la capacidad cardiovascular, disminuye el estrés, mejora la postura y el equilibrio, y quema entre 1.000 y 1.200 calorías por clase”, dice. Este último efecto se produce no sólo por el trote constante, también porque se suma el peso de las botas: 1,5 kilo cada una y miden 50 cm. Eso sí, son fáciles de usar. Basta pisar en el centro de la bota para traspasar el peso del cuerpo.

Para practicar esta disciplina, basta una superficie estable y lisa. De hecho, existe una modalidad llamada “Kangoo Boot Camp”(1), al aire libre. Así la conoció Romina Ramírez, al toparse una tarde con una clase frente a la playa Las Salinas, en Viña del Mar. Desde hace años que tenía dolores en un tobillo y las rodillas, lo que le impedía hacer ejercicios que impactaran las articulaciones.

“Desde que probé el Kangoo quedé fascinada. Cansa mucho, pero al ser un deporte de bajo impacto, no me duele nada cuando termino las rutinas”, dice Romina. Lo mismo cuenta Hedi Mazuela; con sólo dos meses de práctica, dos veces a la semana, puede dar fe de su efectividad:”Cuando partí estaba casi en 70 kilos, ahora estoy en 63″, dice.

24 enero, 2012

Flashpackers: los mochileros más sofisticados que no dejan sus aparatos tecnológicos

Tienen entre 25 y 35 años, usan ropa especial, gastan incluso en hoteles y no dejan su smartphone.

Claudio Martínez viaja desde los 16 años. La primera vez lo hizo a Chiloé, a los 20 ya andaba en Perú y Bolivia, a los 21 recorrió casi todo Brasil, para luego dar el salto a Europa: Suiza y Alemania fueron sus paradas más recientes.

A sus 29 años, viaja “solo y mochileando”, dice el sociólogo (1). Sin embargo, con el tiempo y por trabajo hay cosas que ha tenido que incluir en su mochila: su smartphone, su cámara HD, su laptop y, cada vez con mayor frecuencia, un proyector: “Me gusta mostrar documentales o fotografías de Chile en otros países. Lo hice ahora último en Berlín“, dice.

Más que un mochilero, Martínez calza más con la definición de flashpacker, un término que ya consignaba en 2006 el diario USAToday en Estados Unidos y que cada vez es más común en Chile: viajeros entre 25 y 35 años que se niegan a abandonar la rústica mochila al hombro, pero que la llenan de tecnología, como GPS, teléfonos o computadores. Además, optan por ropa especializada y hostales de mejor calidad. “Prefiero un lugar limpio y seguro, porque viajo con mi computador y tengo que guardar mis cosas en lockers con candados”, dice el sociólogo.

Martínez no es una excepción: según estimaciones del Sernatur, el 30% de los viajeros jóvenes en Chile son flashpackers. ¿Qué es indispensable para ellos? Una encuesta realizada por el sitio Hostelworld reveló que el 21% de los viajeros lleva un computador portátil, el 54% su iPod, 83% su celular y el 86% una cámara digital.

Más recursos

No sólo viajan con más tecnología, sino que también tienen más plata en sus bolsillos. “Quieren revivir la experiencia del mochilero universitario. Pero como ingresan al mercado laboral y tienen un mayor poder adquisitivo comienzan a desarrollar un tipo de turismo y una experiencia de viaje diferente”, cuenta Francisco Sanhueza, sociólogo del Sernatur. De hecho, según la Organización Mundial de Turismo(1), el gasto promedio de los viajeros jóvenes se incrementó en un 39% entre 2002 y 2007, dejando cada vez más lejos el recuerdo de los mochileros comiendo latas de atún.

Ahora los flashpackers eligen alojamientos de mejor calidad y viajes de mayor distancia. Dentro de Chile, privilegian destinos como San Pedro de Atacama, Las Torres del Paine o playas del Norte Grande. Eso sí, la carpa es secundaria, ya que prefieren buenos hostales o derechamente hoteles, comidas locales u orgánicas. “Les interesa mucho la conectividad. Siempre preguntan si tenemos internet y si este servicio es gratuito o pagado, porque allí pueden conectarse con su familia y buscar información de sus rutas”, dice Eduardo Castillo, dueño del Hostal de la Barra de San Pedro de Atacama.

Teléfono salvador

Sebastián Molina (29) agradece hasta hoy haber llevado por primera vez su Blackberry a las Torres del Paine. Al llegar a Puerto Natales se encontró con el parque cerrado por los recientes incendios. Una incertidumbre que aumentó con la ciudad llena y sin posibilidad de alojamiento e internet. Instalados en el patio de una casa, reagendaron hostales, pasajes y nuevo destino con su celular. “Me salvó”, dice este ingeniero. Terminaron conociendo Calafate, en Argentina, y comiendo “ñoquis de la casa”. Días después -y vía mail- se enteraron de que las torres reabrieron, por lo que volvieron a Chile días después.

Para Sebastián resultó clave estar conectado. Lo mismo piensa Claudio. “Hoy, estar de viaje y conectado es un complemento ideal, especialmente para los que trabajamos. Nos permite tener más opciones”, concluye.

Fuente

4 noviembre, 2011

Con una noche de museo en el MAC se inicia Semana Suiza en Santiago

El evento es organizado por la embajada y se realizará desde el sábado 5 al sábado 12 de noviembre.

Con una noche de museo en el MAC y funciones de teatro en la Plaza Ñuñoa, se desarrollará una nueva versión de la Semana Suiza en Santiago. Desde el año 2009 la Embajada Suiza realiza este evento cultural que se gestó a raíz de los festejos del Bicentenario de Chile y cuyo objetivo es ofrecer a la comunidad una serie de actividades gratuitas.

“La Semana Suiza ha permitido crear lazos permanentes, amplios y de mucho potencial a futuro entre nuestros dos países. Con la Semana Suiza queremos renovar, ojalá cada año, el compromiso de la comunidad suiza residente con la amistad y las sólidas relaciones de trabajo que hoy existen, no sólo en el mundo artístico, académico sino especialmente también en el mundo empresarial”, señala Yvonne Baumann, Embajadora de la República Suiza.

El sábado 5 de noviembre se proyectará la obra Movimiento de Louis von Adelsheim en el MAC de Parque Forestal. A esto se suma la presentación del teatro espectáculo, Horizonte Cuadrado, del director suizo Ulrich Hirzel y la Compañía De Paso, en la Plaza de Ñuñoa, los días 10, 11 y 12 de noviembre, que tiene la particularidad de ser un teatro en altura, a ocho metros del suelo, que se ha presentado con mucho éxito en Europa y otros países latinoamericanos.

El espectáculo une trapecio, acrobacias, danza aérea en una dramaturgia que presenta a seis jóvenes que utilizan su potencial físico para ir en busca de su historia.

Actividad: Semana Suiza en Santiago de Chile.
Fechas:05 al 12 de Noviembre
Observación: La iniciativa contempla una serie de actividades culturales entre las que se destaca una Noche de Museo en el MAC y funciones de teatro en la Plaza Ñuñoa, ambos eventos gratuitos y abiertos a todo el público.

22 octubre, 2011

Festival de Valparaíso se consagra a la fotografía de viaje y trae al australiano Max Pam

Del 5 al 13 de noviembre, la ciudad acoge muestras, charlas y brigadas callejeras de fotografía.

En octubre de 1839, apenas tres meses después de que el invento de la fotografía diera a luz en Francia, la corbeta franco-belga L’Orientale zarpó desde Europa, con el objetivo de usar el aparato para plasmar imágenes inéditas de América del Sur. En la embarcación iban unos 80 jóvenes de las familias más adineradas de Europa, para instruirse en astronomía, historia y geografía durante el viaje. La travesía quedó a medias. Luego de estar más de un mes en Valparaíso, la corbeta naufragó camino a Lima: los pasajeros sobrevivieron y la única cámara a bordo volvió a Chile.

Esta historia es la que sirve de eje para La Oriental, una colectiva de más de 20 fotógrafos chilenos y extranjeros, quienes hacen retratos con una sola cámara, que se van pasando de mano en mano. Parte en Tierra del Fuego, con Rodrigo Gómez Rovira, sigue con Luis Weinstein en Montevideo, el brasileño Iata Cannabrava en México y Sao Paulo, Paz Errázuriz en Nimes (Francia) y el británico Martin Parr en Bristol (Inglaterra), entre otros. El resultado del experimento se verá entre el 5 y el 13 de noviembre, en el 2° Festival de Fotografía de Valparaíso (FIFV), que tiene como tema central la fotografía de viaje. “Somos el confín del mundo. Nuestra identidad como ciudad está ligada al puerto y al viaje. Por eso quisimos invitar a todos los fotógrafos a ser viajeros”, cuenta Gómez Rovira, director del evento.

El festival tendrá como centro de operaciones el recién abierto Parque Cultural de Valparaíso (ex-cárcel), donde además de La Oriental, estarán las dos muestras extranjeras del evento, con las obras del francés Bernard Plossu, su esposa, Francoise Núñez, y el australiano Max Pam.

Asia cotidiana

De adolescente, Max Pam (62) vivió en el barrio suburbano de Melbourne, donde se sentía atrapado y aislado culturalmente. A los 20, tomó su cámara y se fue de viaje. En 1970, descubrió la cultura asiática, que se volvió su gran tema. Durante más de 30 años, el fotógrafo se ha dedicado a retratar y escribir en diarios sus experiencias en países como China, Yemen, India, Madagascar y Zanzíbar, convirtiéndose en uno de los más destacados fotógrafos de viaje del mundo. En 1992 ganó el Gran Premio de Fotografía de Europa y ha tenido retrospectivas en París, Australia y Japón.

En el FIFV se exhibirán imágenes de su último libro: Atlas Monograph, que compila seis diarios de viajes desde 1970 al 2006 y que ganó el premio a mejor libro de fotografía en la edición de PhotoEspaña 2010. “Pam tiene gran cercanía con la realidad. Su obra está muy ligada a la experiencia física de los lugares que conoce, el viaje en bus, las mujeres con las que se relaciona, la cotidianidad de la calle. Está muy entusiasmado con conocer Chile“, dice Gómez Rovira, sobre el fotógrafo que realizará, durante el evento, un taller intensivo a 15 fotógrafos locales.

La obra de Pam compartirá espacio con la de Plossu, otro importante fotógrafo de viaje, que ha retratado México, Vietnam y la India. “Su viaje es más interno, sus
imágenes son sensoriales y evocadoras, y trabaja sólo en blanco y negro, mientras que Pam usa mucho el color”, dice el director del festival.

Además de las exposiciones en el Parque Cultural Valparaíso, la otra mitad de las actividades ocurrirá en las calles. Se realizará una foto maratón, donde fotógrafos harán instantáneas durante un día por las calles del puerto. Las mejores se exhibirán en Plaza Victoria. También está Tira de Contacto, que reúne a fotógrafos invitados de todo Chile para realizar una serie de fotos análoga, que serán expuestas en espacios públicos. Habrá brigadas de acción fotográfica desplegadas por la ciudad: harán instalaciones, regalarán libros y proyectarán imágenes en los edificios de la Plaza Sotomayor. “La idea es poder generar un espacio donde reflexionar sobre la ciudad desde la mirada fotográfica. Lo más interesante es que este es un festival de creación, nada está resuelto y los resultados los vamos descubriendo en el camino. Es parte de nuestra idiosincrasia asumir los desafíos con algo de inocencia, pero con mucho trabajo”, afirma Gómez Rovira.

La Actividad

El Festival de Valparaiso los Invita a revisar las actividades que se realizaran en el FIFV 2011 (Festival Internacional de Fotografía en Valparaiso) del 5 al 13 de noviembre.

Photoespaña,en el programa Trasatlántica:

Encuentro de Críticos e investigadores de la imagen en Valparaíso, representando una actividad muy destacada del FIFV 2011. Un encuentro internacional de primer nivel.

Aportamos a esta iniciativa el desarrollo de algunos encuentros relativos al estado de la fotografía chilena contemporánea.

Brigadas de Acción Fotográfica:

La versión 2011 del Festival Internacional de Fotografía de Valparaíso (FIFV) se plantea mirando a Valparaíso como ciudad-puerto-terminal; Valparaíso como fin del recorrido, de la mirada, ahí donde todo termina.

“Reina sola, sola en la soledad del solitario Sur del Océano” (Neruda) …Valparaíso confín del mundo.

Las BAF son la instancia del festival que acoge el trabajo de los fotógrafos que no residen en Valparaíso (Chile y el mundo), y cuya obra, desarrollada para el festival, se plantea desde el trabajo colectivo, tomando como fundamento, desde sus propias experiencias/ realidades, la idea del “confín del mundo”.

Las BAF buscan generar un vínculo y un diálogo, desde la visualidad fotográfica, con el verdadero espacio público cotidiano del porteño, lugar de encuentro del habitante común: la calle, en tanto lugar de libre circulación y encuentro individual con experiencias colectivas.

Exposiciones FIFV:

Bernard Plossu (sitio oficial)/ Françoise Nuñez
Max Pam
La Oriental
Tira de contacto
-Apropiación de identidad

Workshop:

Residencia Artística en Fotografía en la ciudad de Valparaíso – Chile
Esta residencia estará a cargo y dirigida por el reconocido fotógrafo australiano Max Pam, quien en conjunto con Mike Grey, especialista en impresión digital, también fotógrafo, desarrollará un workshop de creación fotográfica, edición e impresión de un fotolibro en Valparaíso y en el contexto editorial del Festival Internacional de Fotografía de Valparaíso.

Alejandro Castellote
Del 6 al 8 de noviembre Alejandro Castellote trabajará con 20 curadores y críticos de la imagen.

Talleres en Colegios

El propósito, como en 2010, es llevar el aprendizaje y uso de la fotografía al mundo escolar. Como usuarios avanzados de las herramientas fotográficas, tenemos la convicción de que esta técnica facilita los procesos de aprendizaje y permite desarrollar la expresión no verbal. Igualmente, pensamos que la fotografía puede jugar un rol importante en facilitar procesos de inclusión social.

Proyecciones en Espacios Públicos:

La realización de proyecciones fotográficas multimediales con la finalidad de dar salida a un gran número de trabajos y fotógrafos que desarrollan su obra en estos formatos o su propuesta creativa se ajusta a esta manera de exponer. Sin duda esto abre espacios a los fotógrafos para mostrar su obra y acerca al público común a encontrarse con ella.
FotoMaratón:

La experiencia de la FotoMaratón, acumulada en las varias versiones que se han celebrado, es asistir a una fiesta de la fotografía: centenares de entusiastas se dan cita en la plaza Victoria de Valparaíso y a las 10 de la mañana se lee en público el Tema del trabajo. A las 18 del día siguiente, las copias ampliadas se exponen al aire libre y el jurado elige tres premios.

Valparaiso…

La Región de Valparaíso es una de las quince regiones en las que se encuentra dividido Chile. Limita al norte con la Región de Coquimbo, al sureste con la Región Metropolitana, al sur con la Región de O’Higgins, al este con la República Argentina y al oeste con el Océano Pacífico.

5 septiembre, 2011

Pasajes aéreos: Las mejores ofertas a sólo un click

Internet permite encontrar los mejores precios de tickets aéreos y hoteles sin la necesidad de depender de una agencia de viajes. Pusimos a prueba los diferentes booking sites que ofrece la red, para observar hasta cuánto puede llegar la diferencia de precios. Y sugerimos algunos sitios web que le ayudarán a organizar su próximo viaje.

Si bien es un hecho que el futuro de las compras está en internet, en el caso de los viajes, esta situación es parte del presente. En España, por ejemplo, el 80% de los pasajes aéreos se compran a través de la red y el 93% de los usuarios la utiliza para -al menos- comparar precios, según una reciente encuesta realizada por el sitio web de viajes TripAdvisor.

Y aunque el esfuerzo de esta nueva forma de comprar un vuelo sólo involucra tomarse el tiempo para sentarse frente al computador en la comodidad de la casa, la verdad es que la tarea no es tan sencilla como parece si la idea es buscar el precio más conveniente posible. Porque en la actualidad, con la cantidad de buscadores de aerolíneas y hoteles, buscadores globales de viajes (conocidos como booking sites) y buscadores de buscadores (llamados metabuscadores) es fácil ahogarse en el mar de posibilidades.

Como primer consejo, es importante no restringirse a consultar sólo sitios de líneas aéreas. Hoy, en países desarrollados, un 52% de las compras en internet se hace a través de esta forma, mientras que un 32% acude a una agencia de viajes online. Si amplía más su búsqueda, puede llegar a encontrar diferencias de hasta 1.000 dólares (o más) por un pasaje para un determinado día entre la página web de una aerolínea y un buscador.

Pusimos a prueba varios de ellos reservando vuelos para un mismo destino, el mismo día. Por ejemplo, un pasaje a Madrid desde Santiago, con partida el 14 de octubre y regreso el 21 de ese mes, tiene un valor US$2.462 si compra directamente en el sitio de una aerolínea, mientras que en otros buscadores se puede encontrar hasta por US$1.280.

En segundo lugar, hay que tener claro que no existe “el” buscador que acierte siempre con el precio más económico, sino que se hace necesario visitar varios para encontrar la alternativa que más le convenga. Sin embargo, hay algunos que en gran cantidad de los casos dan en el clavo. En nuestra búsqueda, el más preciso en ese sentido fue Orbitz que, de seis destinos buscados (Aukland, Londres, Madrid, Lima y Tokio) el sitio web de viajes estadounidense encontró el precio más barato en tres casos (Aukland, Madrid y Lima), mientras que en otros destinos se acercó bastante, con diferencias de US$ 50 o menos con los pasajes más económicos.

Pero ¿cuáles son estos sitios idóneos para realizar la búsqueda y cuáles la diferencia de precios que se puede llegar a encontrar? Además del ya mencionado Orbitz.com, otros populares entre la comunidad de viajeros son Vayama.com, una agencia de viajes online que tiene un inventario tanto de precios estándar como negociados; Expedia, otra agencia norteamericana que reserva pasajes de avión, tickets de cruceros, paquetes vacacionales y boletos de varios parques de atracciones; cFares, un buscador de vuelos baratos que además permite comparar sus precios con otros booking sites, Bing Travel, perteneciente al motor de búsqueda de Microsoft, que además de encontrar pasajes, su sistema permite predecir cuál es el mejor momento para comprar boletos de avión (aunque por el momento sólo en vuelos dentro de EE.UU. y Canadá), Kayak, un meta-buscador con información de cientos de otras páginas de booking aéreos, reservas de hotel y arriendo de autos. Otras más: Hotwire, Travel-ticker, Dohop… La lista es grande y cada día sigue creciendo.

En español, la más reconocida es la agencia de viajes Despegar, en la que se pueden encontrar buenos precios y gran cantidad de alternativas de vuelos, además de hoteles, paquetes, arriendos de autos y ofertas en todos estos ítems. Otra que permite buscar tickets aéreos es Atrápalo.cl, que ofrece una multiplicidad de ofertas en actividades de ocio, que van desde vuelos hasta espectáculos y restaurantes, buscando entregar los mejores precios que hay en el mercado.

En cuanto a los precios, puede haber diferencias desde uno hasta 500 dólares por el mismo vuelo. Por ejemplo, si nuestra intención es viajar a Londres en las mismas fechas mencionadas anteriormente (14 y 21 de octubre), el precio más barato lo encontraremos a través de Atrapalo.cl, desembolsando US$1.565 por persona, seguido por Bing Travel, cFares y Expedia, cuyo valor es sólo cinco dólares mayor: US$1.570. Más atrás, Vayama, con un precio de US$1.600, seguido por Despegar (US$1.631) y finalmente Orbitz, con un valor de US$ 1.938. La diferencia entre el precio más caro y el más barato es de US$373.

En cambio, si la intención es ir un poco más allá en el continente europeo, a Estocolmo, Suecia, el precio más barato lo encontramos a través de Despegar (US$1.695), seguido de Orbitz, Bing Travel, Vayama y cFares con US$1.878, luego Expedia (US$1.893), Atrapalo (US$ 1.915) y, finalmente, Kayak, con US$2.094. Encontrando diferencias de US$ 399 entre lo menos y lo más conveniente.

Cabe señalar que muchos buscadores nos llevan a la misma oferta. Sitios como Kayak, Vayama y cFares manejan información de otras webs de booking, redirigiendo la compra de boletos aéreos.

En algunas ocasiones, los sitios de aerolíneas entregan precios tan competitivos como los motores de búsqueda, sobre todo en vuelos directos. Si tomamos un destino cercano y sin escalas, como Lima, las diferencias de precios son mucho menores. Tanto en el sitio web de una aerolínea, como Lan, la mayoría de los buscadores dan, como mejor oferta, pasajes por US$325 (o si es en extremo ahorrativo, Kayak y Orbitz lo hacen por US$324), mientras que la más cara tiene un valor de US$374 (Atrápalo), habiendo una diferencia de US$ 50 entre el más caro y el más conveniente.

A destinos de larga distancia, como Tokio, las diferencias llegan a US$208, siendo la oferta más económica la ofrecida por Orbitz (US$2.392), sitio que también encontró el mejor precio para vuelos con destino a Aukland, Nueva Zelandia (US$2.197).

Así que ya lo sabe. Lamentablemente, no hay un motor de búsqueda que sea infalible y, a pesar que la tecnología ha facilitado bastante las cosas a la hora de comprar pasajes aéreos, todavía los viajeros requieren dedicar un buen tiempo para buscar y comparar, hasta encontrarlos mejores precios.

Ofertas y mucho más

Pero internet no sólo está ayudando a los viajeros a encontrar tarifas económicas, sino que también se ha convertido en un agente de viajes preocupado de hasta el más mínimo detalle.

Como SeatGuru, una aplicación que permite saber el tipo de asiento que usted tendrá durante su vuelo. Al seleccionar la aerolínea y el modelo de avión en el que viajará, el sitio abrirá un gráfico señalando cuáles son los mejores y los peores asientos disponibles. A él se suman aplicaciones aún más sencillas de ocupar, como SeatExpert, que realiza la misma función, pero de manera más precisa y sólo inscribiendo el número de su vuelo, sin la necesidad de conocer el tipo de avión.

Y en cuanto a los buscadores, también hay algunos orientados sólo a hoteles que pueden ser una gran herramienta, sobre todo, pensando en que su especialización les permite, en muchas ocasiones, tener una mayor cantidad de ofertas disponibles. Un buen dato, dentro de los viajes a Europa, es tener Venere, sitio que se especializa en hoteles de ese continente, ofreciendo precios muy competitivos y, además, comentarios de los usuarios proporcionados por los internautas de TripAdvisor.

Otra muy útil es TripKick.com, algo así como el “SeatGurú” de los hoteles, que presenta información de cuáles son las habitaciones más grandes, con vistas mejores o presentan los baños más espaciosos de un hotel en particular. El único detalle negativo es que, por ahora, su base de datos es algo reducida, presentando mayoritariamente hoteles de Estados Unidos.

Pero ¿de qué sirve planificar tanto un viaje si no va a disfrutarlo? Pues bien, hay páginas web que también se encargan de aquello. Where’s Cool? es un sitio que entrega recomendaciones de espectáculos, bares, restaurantes y actividades “con onda” en diferentes partes del mundo…

Y si es de los que gusta visitar lugares extraños o vivir situaciones curiosas, AtlasObscura.com le entrega sugerencias acerca de algunos de los puntos más exóticos del mundo, separados por país, desde “relojes comunistas” en Praga hasta ciudades fantasmas de Estados Unidos, pasando por innumerables templos, parques y rarezas naturales de todos los puntos del planeta (incluido Chile). ¿Y páginas en español? También hay cosas interesantes, como Minube, en la que sólo hay que teclear en nombre de la ciudad donde se desea ir y el sitio le sugerirá panoramas, restaurantes, blogs que hablan de la ciudad y, lo más importante, foros donde otros viajeros cuentan sus experiencias.

Para los indecisos, Buscounviaje es un novedoso sitio web en castellano, que sugiere destinos según los gustos de los usuarios. Al ingresar a la página, hay que completar una breve encuesta con sus intereses personales (culturales, deportivos, días de playa, ocio, etc.) y la página lo ayudará a escoger el destino de sus sueños.

Es cosa de sentarse frente al computador con tiempo y ganas de navegar y tener la tarjeta de crédito con cupo disponible para planificar, desde ya, las próximas vacaciones ahorrando.

Fuente

20 julio, 2011

Los museos y galerías santiaguinas que mezclan arte y gastronomía

Varias instituciones culturales tienen restaurantes y cafeterías de calidad, como una forma de agregarle valor a las exposiciones.

El modelo nació en Europa y Estados Unidos y a gotas llegó a Latinoamérica. La cafetería del Tate Museum, de Londres, o Café des Arts del Malba, de Buenos Aires, se repletan de clientes que necesitan un break después de un recorrido por sus colecciones. Santiago importó esta idea hace más de 10 años y la tendencia aún no pierde vigencia ni fuerza.

En el barrio de Alonso de Córdova, se pudo ver las primeras. Después se fueron sumando museos, teatros, etc., Para Patricia Ready, dueña de la galería del mismo nombre, esta tendencia tiene fuerza “porque el público se tiene que sentir cómodo y partícipe del lugar. Es importante asociar el arte con espacios y servicios cálidos y cercanos”.

La directora de La Sala, Alejandra Chellew, cree que esta alianza fomenta y realza el trabajo de las galerías y de los propios artistas: “Las personas que trabajan en Vitacura vienen, almuerzan y tienen la oportunidad de darse un tiempo para ver las muestras. La buena mesa y el arte siempre van bien juntos”.

La escena actual corrobora esa última frase con una oferta que incluye atractivas exposiciones y, antes o después, el deleite de un buen menú.

Galería Patricia Ready

Para este mes Patricia Ready ofrece dos exposiciones de lujo.

La primera de ellas, una exposición de Bruna Truffa, ganadora del premio Altazor 2006, que se ha apoderarado de la sala principal de la galería Patricia Ready haciendo lo que mejor sabe hacer: inundar el espacio de imágenes, colores y símbolos.

Más de un año trabajó en “Memorice”, un conjunto de dos series, “Memorice” y “La nueva ola”, y otras dos grandes obras, “La casa, la familia y la Cruz” y un conjunto de virgencitas.

La serie “Memorice” es la protagonista. Compuesta de 13 obras medianas (1×1 metro), corresponde, en palabras de la artista, a “la historia, o más bien, a la memoria de Chile ilustrada por mi”. En estas telas apreciamos un desborde de colores, imágenes y alusiones a símbolos comerciales, íconos del arte e imágenes del pasado, que Truffa recupera y resignifica, no en un sentido nostálgico, sino con la intención de actualizar y transformar. En esta exposición podemos ver obras completamente híbri- das: en una misma tela confluyen imágenes como el clásico cóndor nacional acompañado por Con- dorito de Pepo, un gran huevo y, de fondo, un paisaje de Claudio Gay. Sin embargo, esta mixtura no genera una obra incongruente, cada una nos habla de nuestra historia, de nuestros íconos (algunas veces olvidados y en otros casos explotados), de nuestras costumbres y creencias.

Las obras de la serie “La nueva ola” (montadas en forma de una gran ola), nacen de un acto de reco- ger lo pasado de moda, lo antiguo. Estas pinturas, todas redondas, surgen de la unión de fotografías de platos de loza fina y las imágenes de figuras de porcelana. Trabajadas con colores muy llamativos, hay, en primer lugar, un juego entre la fragilidad de los platos y la imaginería barroca, y luego, la evo- cación de los recuerdos de infancia.

En “La casa, la familia y la Cruz”, dejamos las pinturas por un momento y vemos un trabajo construido con bordados aún en sus bastidores. Esta obra nos conduce a reflexionar sobre el poder, la amenaza constante de enfermedades y virus, la fragilidad y como éstas están bajo un fuerte dominio mediá- tico.

Con varias exposiciones en Chile y el extranjero, Bruna Truffa plasma un sello único y reconocible en sus obras. Con el humor como una de sus herramientas principales, la artista nos ofrece obras amiga- bles, en un acto de empatía por acercar el arte al espectador.

En resumen, “Memorice” se constituye como una operación vintage al más puro estilo Bruna Truffa.

La Segunda propuesta pertenece al mundo de las artes visuales, Teresa Gazitúa, decana de la Facultad de Artes de la Universidad Finis Terrae y cuatro veces nominada al premio Altazor, expone en la sala gráfica de la galería Patricia Ready “Trayectos” una serie de obras gráficas sobre planchas de aluminio compuesto.

Teresa aprendió a leer los signos de la naturaleza, sus procesos y ciclos desarrollando en sus obras una capacidad interpretativa del espacio y del tiempo, conceptos presentes en esta muestra, tanto como en las anteriores (Tiempo Grabado, 2009; Línea de Tiempo, 2007 ; Piedras Cruzadas, 2003).

Con más de veinte obras de distintos formatos, esta muestra tomó más de dos años en ser desa- rrollada. El proceso parte fotografiando rocas entre Zapallar y Papudo y registrando las líneas de cuarzo blanco que resaltan en el granito oscuro. Luego viene un trabajo digital sobre las imágenes seleccionadas, respetando siempre el diseño original dado por la naturaleza. El resultado es impre- so en planchas de aluminio compuesto que luego la artista graba, en forma directa para resaltar algunas líneas y huellas impresas.

El proceso culmina con la cuidadosa disposición de las obras en la galería. La ordenación de los dis- tintos formatos está pensada para generar un ambiente que sugiera en el espectador una travesía. Surge así la idea de trayecto, de itinerario, idea vertebral de la muestra tanto a nivel estructural como conceptual: estas nuevas rutas metaforizadas abren nuestra percepción a nuevos derroteros. La necesidad humana de avanzar, de descubrir, de comunicarse, de conocer de conectar, de tran- sitar ….

La asepsia de los materiales, la gama cromática en tonos grises y negros, y la síntesis formal, ex- presan un minimalismo ya evidenciado en obras anteriores. La sensación de calma y la aparente sencillez del conjunto dan cuenta de un trabajo concienzudamente pensado.

A través de estas obras, Teresa Gazitúa busca actualizar nuestra mirada proponiéndonos otras for- mas de ver y de interactuar con el medio natural. Nos conduce hacia nuevas representaciones de la naturaleza dentro del dominio de las artes visuales, enunciando la compleja posición que el hom- bre contemporáneo ocupa en su relación con el medio.

Lejos de ser una obra narrativa o literal, hay en ella una lectura contemporánea que escapa de la imagen estereotipada de la naturaleza.

Cuando la sala de arte se trasladó a Vitacura, en 2007, nació de inmediato Cilantro Bistró. La idea fue de su dueña, Patricia Ready. “Quería que existiera un lugar agradable con comidas orgánicas y livianas, donde la gente pudiera venir a almorzar y disfrutar, al mismo tiempo, del arte”, recuerda. Y bajo esa premisa ha funcionado todo este tiempo. Destacan preparaciones con quinoa, como el Timbal ($ 5.950) o el Risotto con camarones ($ 6.500). También, la ensalada de espinaca y croquetas de roquefort e higo ($ 5.950). Entre los postres, resaltan el flan de caluga ($ 3.200) y el postre tibio de manzana con salsa de toffee y crumble de almendras con helado de vainilla ($ 3.300).

Un espacio para disfrutar de las artes y la gastronomía con un toque de frescura.

Lugar: Patricia Ready
Dirección: Espoz 3125.
Teléfono: (+56 2) 953 6210.

El Museo de la Moda

Emplazado en la casa antigua Yarur-Bascuñán, ya es un referente cultural capitalino. Sus exposiciones con vestidos ochenteros han concitado el interés de cientos de visitantes, lo mismo que el café El Garage, ubicado en lo que fue el estacionamiento de la residencia familiar. “Ha tomado vuelo propio con este sello de comida casera gourmet”, define Hernán García, director del museo.

En este mes nos ofrecen una exposición sobre la década de los ‘80, un cóctel de contradicciones. Una época de efervescencia en las artes y de crisis y cambios en la política. Mientras el bloque oriental se desintegraba, las dictaduras se prolongaban y el SIDA devastaba países enteros.La moda se convirtió en un gran espectáculo lúdico a través del cual los diseñadores expresaron su individualismo, abandonaron la distinción entre el buen y mal gusto e intuyeron la inminencia
del futuro tecnológico. Inspirados por el cine, el arte, la música, la discoteca, el deporte y la calle.

Los platos principales de esta propuesta son las ensaladas ($ 5.350), pero también hay opciones para los que no le temen a las calorías: hay hamburguesas caseras con queso cheddar, pepinillos y tomates asados ($ 4.250).

Todos los días, entre 13 y 16 horas, hay menú (sopa o ensalada, fondo o ensalada, postre, bebida o jugo, té o café, todo por $ 6.000). También promociones para el desayuno (entre $1.500 y $ 2.800) y la hora del té (alrededor de $ 3.500).

Lugar: Museo de la Moda
Dirección: Av. Vitacura 4562.
Teléfono: (+56 2) 219 3623.

Centro Gabriela Mistral (GAM)

Este centro cultural luce armonía entre el diseño y la arquitectura del espacio artístico y el gastronómico. El café incluso recicló las lámparas setenteras del edificio original. El restaurante, por su parte, destaca por su decoración y mobiliario de maderas y gredas criollas. En el mismo estilo, las recetas han sido rescatadas mayormente de la tradición de la cocina chilena.

Así, las “estrellas” de la carta son preparaciones para degustar entre dos, como los choritos Mistral (curados en pisco chileno, $ 7.200) o los porotos del Gabriela (granados y con costillar de cerdo, $ 12.000). Destaca como postre el cordillera cuchareada, bizcocho bañado en mezcla de tres leches, con relleno de manjar y crema pastelera ($ 3.800).

Para acompañar estas degustaciones el Centro Cultural nos brinda estos meses el Famfestival y Escena 1 como sus protagonistas, de los cuales ya hemos hablado en este espacio. Por lo que daremos la oportunidad a dos actividades aún no mencionadas.

Obra: El Rey Planta

Resumen:

Rey Planta es un monólogo cuyo protagonista es un rey en estado vegetal. Incapacitado para moverse y hablar, discurre en una larga reflexión a partir de lo que observa, lo que siente y piensa a largo de un día entero. Inspirada en un hecho real ocurrido en Nepal el año 2001, Manuela Infante construye la historia de este personaje. Un príncipe que luego de dar muerte a toda su familia, intenta suicidarse pero falla en su intento. Al convertirse en el único sobreviviente de la familia real, es declarado rey de su país.

¿Por qué un rey en estado vegetal? ¿Cuál es el poder de un rey inmóvil? ¿Cómo ejerce ese poder? El tema de Rey Planta es el poder, el poder invisible a través del cuál gobernamos y somos gobernados; un poder impecable, transparente, que asegura el orden y la productividad social a través de mecanismos disciplinarios basados en el autocontrol, la autocensura; un poder del que todos formamos parte, del que todos somos responsables.

Dramaturgia: Manuela Infante
Dirección: Juan Pablo Peragallo
Elenco: Cristián Carvajal / Héctor Morales [2011]/María José Parga
Diseño Integral: Fernando Briones, Javier Pañella, Claudia Yolin [2011]
Diseño Gráfico: Javier Pañella
Música: Fernando Briones
Actor Invitado: Félix Venegas / Ariel Hermosilla [2011]
Sonido: Jorge Silva
Duración: 1 hora 10 minutos

XLVII Temporada de Música de Camara UC

Tres meses de residencia en nuestra sala de música para este tradicional encuentro, que este año contempla varios estrenos en Chile. Este jueves, homenaje a compositores franceses.

Las peculiares características de la música de cámara encuentran un ambiente de especial realce gracias a la asociación de GAM y el Instituto de Música de la Universidad Católica. La tradicional temporada que desde hace 47 años se realiza en diversas sedes de esa casa de estudios se traslada por primera vez a nuestra sala de música, espacio privilegiado y unánimemente aplaudido como el mejor del país para la audición de cámara.

Un criterio amplio ha guiado la configuración de repertorios para la nueva temporada, la cual se extenderá durante junio, julio y agosto, integrando a solistas, dúos y una orquesta reducida, a cargo de obras, principalmente, de los siglos XIX y XX. «Este concepto amplio considera que es el espíritu de intimidad lo que une a las distintas expresiones», explica Jaime Donoso, profesor de la Facultad de Artes de la PUC.

Además de conciertos íntegros con obras de Mozart, Brahms y Turina, la temporada contempla varios estrenos en Chile para piezas de autores como Schulhoff, Hindemith, Ullmann y Roussel, entre otros. Durante julio, los conciertos incluirán muestras especiales de Lieder (con la interpretación de Nora Miranda y Patricio Sabaté), y un saludo a un nuevo aniversario de la Revolución Francesa con música de autores de ese país. Obras de compositores de Hungría (Bartok y Ligeti) y Rusia (Shostakovich) completan la muestra del mes.

En el mes de agosto, en tanto, la temporada concluirá con dos recitales de piano (lo que constituye una novedad para una programación de música de cámara), un homenaje a Brahms y un peculiar tributo a dos estadistas hermanados por un trágico final: un concierto a cargo de la Orquesta de Cámara UC que sucederá Retrato de Lincoln, del estadounidense Aaron Copland, y Balmaceda, del chileno Acario Cotapos.

Lugar: Centro Cultural Gabriela Mistral
Dirección: Alameda 227.
Teléfono: (+56 2) 566 5500.

Galeria Animal

Tomás Andreu la fundó hace 11 años y desde el inicio, la concibió con cafetería, para, así, darle un plus a su espacio y a todo el barrio. Con su característica terraza, calefaccionada en esta época del año, es la puerta de entrada y punto de reunión de quienes visitan las exposiciones. También, de los que quieren disfrutar un buen café, o los que trabajan en el sector y prefieren sus ensaladas orgánicas y sándwiches gourmet.

El local está a cargo de la banquetera Claudia Molina- también ofrece platos del día y pasteles.

En sus distintas salas esta Galería nos ofrece:

Sala 0
Mario Scorzelli
Fecha: Del 14 de Junio al 06 de Agosto

Federación Galáctica de la luz

“Somos como una caja llena de arena seca en lo más profundo de una montaña de arena mojada. Herederos de la humanidad, nuestros hijos no se parecerán a nosotros”.
1ª Democracia Estelar. El Futuro se está sentando mientras la Tierra muere. Es hora de hacernos cargo, brillemos por última vez. La última señal es nuestro pulso final: un disquete de 5 1/4 en un sobre de papel todo garabateado viajando hacia el centro del Universo para el Universo entero con todo lo que tiene adentro y todo lo que tiene afuera.
Federación Galáctica de la Luz, legado que es llave. Templarios Lunares, empieza un holograma: FE.
Coordenadas difíciles de entender que se harán querer. Millones de años luz y oscuridad mas allá. Aún estaremos cuando ya no estemos mas.
En un sistema abandonado, algún hijo de las estrellas dibujara una ventana en la oscuridad de una cueva. Los túneles que empiezan y terminan en el mismo lugar son llamados cráteres. La vida privada de Jesús es como un río subterráneo.
La cultura humana nos sobrevivirá.
La refundación de Roma, la nueva moda llamada “desayuno”, Rap & Liturgia, el concepto “rostro”. Lagartos traidores se conmueven al ver como sus panzas hinchadas se van trasparentando. Monos amarillos bailan furiosos: la 2ª Democracia Estelar. Las estrellas discuten sobre el Nuevo Altruismo y los asteroides sobre geometría básica.
El primer contacto humano-extraterrestre ocurrió hace un mes, al preciso instante de ser aceptada una solicitud de amistad vía Facebook.
Pronto seremos una caja llena de agua en lo más profundo de una montaña de arena mojada.”

Juan Matias Killian.
Buenos Aires, Argentina. Junio / 2011

Sala 1
Gonzalo Cienfuegos
En busqueda de la cabeza de Velásquez

Fecha: 14 de Junio al 6 de Agosto

En 1979, Gonzalo Cienfuegos recibe el Premio de Plástica del Círculo de Críticos de Arte de Chile por su destacada muestra A las Meninas de Velázquez exhibida en la Galería Época en Santiago y que reunió óleos y dibujos en los que citaba figuras de la famosa obra del pintor español. Treinta años más tarde, el 2008, estas obras fueron exhibidas nuevamente en el Museo Nacional de Bellas Artes en una exposición titulada Velázquez en la obra de Bru y Cienfuegos. La curadora de dicha muestra, Claudia Campaña, doctora en Teoría e Historia del Arte Contemporáneo, le preguntó en ese entonces al artista “qué había sentido al reencontrase con sus citas a Las meninas de fines de los setenta, y él me respondió: ‘Ganas de corregir, borrar algunos trazos y repintar una que otra figura’”. Este año, en la Galería Animal, las figuras de la iconografía de Velázquez nuevamente aparecen en la obra del de Cienfuegos.

“¿Será por ello que decidió volver a pintar citas explícitas a la infanta Margarita, a la menina Doña María Agustina Sarmiento, al conspicuo espejo? ¿Para enmendar y rectificar? ¿O se trata sólo de un acto nostálgico que le permite revisitar su propia obra y volver al origen –es decir, a 1978, año en que comenzó a parodiar a Velázquez–?”, pregunta Claudia Campaña, en el texto que escribió para el catálogo que acompañará la muestra. “Pero, ¿qué diferencia existe entre sus actuales ejercicios de cita y aquéllos de los setenta y ochenta? Claro está siempre hay algo nuevo, aunque, a primera vista, sus cuadros de hoy como los de ayer tienen un carácter altamente figurativo y narrativo y, de tanto en tanto, emulando a Velázquez, Cienfuegos vuelve a representar una figura que se asoma tras una tela de gran formato con una paleta en la mano abordando así el problema de la autorreferencia, del autorretrato. Todos sus trabajos son un perfecto ejemplo de la práctica de descontextualizar y reunir íconos de diversos autores en un mismo soporte, de la problemática que versa en torno al cuadro dentro del cuadro”.

Según explica la especialista en arte contemporáneo, “a Cienfuegos le gusta extraer, “recortar”, reciclar y recontextualizar imágenes que pertenecen a la iconografía de otros artistas visuales (pasado-presente). Toma figuras de la historia del arte, a éstas suma las propias y, en ocasiones, escoge o se inspira en algún personaje de la literatura o la cinematografía. Cual director de cine elabora un guión, decide su elenco, asigna papeles secundarios y protagónicos, define locaciones y configura narraciones las cuales carga de nuevas significaciones. Su ejercicio de reunión pictórica da pie a interesantes lecturas y asociaciones, a la vez que genera, ex profeso, situaciones francamente absurdas y divertidas de observar. (…) En este nuevo conjunto de citas pictóricas, Cienfuegos vuelve a desplegar su ingenio, engolosinándose otra vez con la posibilidad de constituir un relato pictórico-literario”.

Además agrega que, “sin duda, la paleta de Cienfuegos es hoy mucho más audaz que hace algunas décadas. (…) Y a pesar de que el color en su obra sigue subordinado a las figuras, éste tiene en la actualidad más protagonismo, con mezclas cromáticas de mayor exuberancia. Cienfuegos, además, se atreve a dejar huella de su proceso pictórico. En varias ocasiones por ejemplo, pone en evidencia la trayectoria de la pincelada y permite que interactúen toques rápidos, veladuras y grafismos de colores primarios”.

“Su interés por la yuxtaposición de diversos procedimientos pictóricos es aún más evidente en diez telas de pequeño formato, serie que también integra esta muestra. El centro del soporte en cada uno de dichos lienzos es ocupado por un rostro (entre éstos, algunos íconos velazqueños-baconianos familiares, como el del Papa Inocencio X). Todos aquellos bustos se ven potenciados por un juego de manchas y trazos que actúan de manera libre y soberana; tanto, que a ratos pareciera que éstos, y no la figura, son la razón y la esencia misma de la pintura”, finaliza el texto curatorial.

Lugar: Galería Animal
Dirección: Alonso de Córdova 3105.
Teléfono: (+56 2) 3719090.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: